• ¡El Hit del momento!

    ¡El Hit del momento!

    ♪♫ MANUDO DECIME QUE SE SIENTE SEGUIIIIR PENSANDO EN UN MUNDIAL... ♫♪ Read More
  • Ni la muerte nos va a separar...

    Ni la muerte nos va a separar...

  • 1
  • 2

Saprissa derrota a Pérez Zeledón por 3 a 2

Saprissa derrota a Pérez Zeledón por 3 a 2

Cuando Christian Bolaños carbura, solo necesita de los socios correctos para que la propuesta ofensiva de Saprissa se ejecute con certeza. Y este domingo, frente a Pérez Zeledón, la ofensiva morada redondeó su mejor partido del torneo, con el veterano como pieza esencial en las asociaciones, en una yunta complementada por Johan Venegas y Mariano Torres. Fue el Saprissa más eficaz y el menos predecible, contra un adversario muy lejano al acostumbrado, con un inusual desorden en la retaguardia.

Pudo ganar Saprissa por goleada, de no ser porque Venegas desperdició un gol claro en el inicio del segundo periodo y un penal a dos minutos del cierre. La S jugó para ganar con solvencia y Pérez Zeledón para perder sin resistencia. La fórmula de Vladimir Quesada denotó una alta eficacia para generar ocasiones de gol, aun cuando en el cierre sufrió algo más de lo que realmente sucedió durante el juego, a causa de un gol de Pablo Azcurra al 86′, que mantuvo las esperanzas generaleñas hasta el final.

En el último segundo, una buena tapada de Aarón Cruz, después de un centro al área, salvó un empate que hubiera sido un espejismo, a la vista de lo sucedido.

El mejor partido del ataque tibaseño se produce cuando ya Saprissa prepara su nueva artillería: Rubilio Castillo y John Jairo Ruiz.

En la primera etapa Saprissa afianzó su propuesta con una enorme eficacia para romper la retaguardia generaleña, que padeció con los movimientos del ataque morado, a razón de la necesidad de ir por el partido, después de estar abajo en el marcador desde el principio.

Las combinaciones en el eje medular de la S, con el ímpetu y el desequilibrio de Bolaños y Venegas, y el trazo limpio de Mariano Torres, sacaron de quicio a PZ.

El equipo de José Giacone evidenció fracturas entre la defensa y el medio campo, después de que Bolaños abrió el marcador para la visita apenas a los tres minutos, cuando se aprovechó para mandar a las redes un balón suelto, repelido en primera instancia por el arquero Bryan Segura.

La necesidad sureña de emparejar desarmó su aparato defensivo que suele ser firme, pero que en esta ocasión sufrió con las cinco ocasiones claras de gol de Saprissa en la inicial. Las buenas intervenciones de Segura y el repliegue rápido para cortar, in extremis, lo salvaron.

Pérez lo intentó con poca certeza para pisar el área contraria, como si hubiese quedado nocaut después de recibir un gol tan rápido, mucho antes de lo que diría cualquier plan de juego.

Fue Keylor Soto quien igualó desde el manchón blanco; falló el disparo desde los 11 metros, pero en el rebote pudo desviar el balón con su cabeza e introducirlo en las redes.

Lejos de mejorar, Pérez volvió a dejar espacios atrás, aprovechados por Saprissa para rotar el balón y perforar la defensa contraria con un juego de tome y dame y buen pie.

Después de un cobro de tiro de esquina, Venegas cabeceó a puerta, pero en el camino Pablo Azcurra desvió la pelota para enviarla a su propia portería, 2 por 1 al 35'.

El segundo tiempo, lejos de resucitar a los generaleños, fortaleció la propuesta de los morados, con la contra como eje esencial para quebrar a la defensa por todos los frentes.

Entre Venegas, esta vez recostado por una banda, Bolaños y el propio Arrieta, se encargaron de convertir el habitual orden del equipo de Giacone en un coladero.

La falta de ideas de Pérez lo hizo ver como un plantel con poca ejecución. Contrario a la S, capaz de apagar muchas de las dudas que provocaba su funcionamiento de ataque.

Arrieta aprovechó el despiste de la zaga, para conducir un balón suelto y esperar que Bolaños se sacara la marca de encima. Le tocó la pelota y el volante anotó su doblete, al 54′.

El resto del enfrentamiento fue de control y conducción para Saprissa, hasta el cierre, cuando la reacción tardía de los generaleños por poco se sale con la suya; Azcurra anotó el descuento y después participó en la última jugada, que por poco termina en las redes. No sucedió.

Saprissa recibe una bocanada de aire fresco. al menos en ofensiva, después de un inicio titubeante. 2 por 3.

Fuente: La Nacion

Compartir este artículo